¡Házlo tu Mismo! La historia detrás de la ‘Red Special’ de Brian May

img_3502
Por: La Lola Calamidades

“I just do what I do and I feel it, you know. I’m not a great technician. I’m just a person who has kind of learned to play how he feels […]”[1]

Brian May

Cuando Brian May (Londres, Inglaterra, 1947) recibió, a sus siete años, su primera guitarra acústica, yo ni siquiera nacía. En realidad, ni siquiera mi madre había nacido. Fue en el año 1954 y reemplazó rápidamente al ukulele que tocaba desde temprana edad, herencia de las habilidades de su padre.

Nombro esto, porque me resulta interesante pensar en la capacidad que tiene la música de permanecer en el tiempo, viajando de generación en generación, y rasguñar las entrañas; y que yo, que ni siquiera era un pensamiento en aquel entonces, ahora hurgue en los anales del rock inglés y me encuentre con este exponente, no solo de la música, sino de la ciencia y de la vida, en general.

brian1.jpg

Ya lo diría Oliver Sacks (Londres, Inglaterra, 1933 – Nueva York, Estados Unidos, 2015), en su libro Musicofilia: “todos los recuerdos de mi infancia poseen una banda sonora”[2].La mía también tuvo canciones que acompañaron los más variopintos momentos, y puedo asegurar que Queen y sus composiciones, musicalizaron algunos de esos recuerdos. Sin duda alguna, parte de eso se lo debo a la genialidad de Freddie Mercury (Stone Town, Zanzíbar, 1946 – Londres, Reino Unido, 1991) y al particular sonido de la guitarra de Brian May.

Astrónomo, luthier y excepcional músico, May descubrió su pasión por la guitarra desde muy pequeño, así como su afición por las estrellas y el universo. Su padre supo cómo apoyarlo sin los recursos económicos suficientes, solo con conocimiento y entrega incondicional. De ahí surgió una de las leyendas más fuertes del rock y fiel compañera del músico: su mítica guitarra, conocida popularmente bajo los seudónimos de ‘Red Special’, ‘Old Lady’ o ‘The Fireplace’.

Corría el año de 1963 y la familia May no podía costear la adquisición de una Fender Stratocaster o una Gibson Les Paul para Brian, así que padre e hijo se impusieron el reto de crear una guitarra que estuviese a la altura de las antes mencionadas, y que se convirtiera en el sello auditivo del joven músico. Para ese entonces May tenía 16 años y una sed insaciable de hacer música.

2b5b8e03c64e73b95cf140f4a3eda141.jpg

La construcción del particular instrumento duró 18 meses en los que padre e hijo, siendo el primero ingeniero electrónico, experimentaron lo suficiente para conseguir el sonido requerido.

Materiales como los restos de una vieja chimenea (de ahí su nombre The Fireplace), un trozo de una antigua mesa, las agujas de coser y unos botones de su madre, entre otros objetos, fueron las piezas que, juntas, conformaron una de las guitarras más legendarias de todos los tiempos, a la par de la Blackie de Eric Clapton (Surrey, Inglaterra, 1945) o la Woodstock Strat de Jimi Hendrix (Seattle, Estados Unidos, 1942 – Londres, Inglaterra, 1970).

Irónicamente, el costo de este instrumento en aquella época fue de, aproximadamente, £8 (ocho libras esterlinas), que ahora representa, aproximadamente, $11 (once dólares).

Si bien, para ese entonces, las guitarras eran fabricadas para no producir lo que se conoce como feedback, May insistió, luego de admirar el talento de Jimi Hendrix, Pete Townshend (Londres, Inglaterra, 1945) y Jeff Beck (Wallington, Reino Unido, 1944), en trabajar en la implementación de un feedback controlado en su Red Special, y lo logró.

De este modo impulsó un nuevo modo de apreciar la sonoridad de la guitarra en la música, dejando que esta hablase espontáneamente, técnica que se evidencia en sus diferentes composiciones con Queen.

Según el propio May, la forma del instrumento debía ser auténtica, por lo que la diseñó con una silueta parecida a la guitarra española tradicional, pero con un corte de construcción personal y distintivo, que le permitió acceder fácilmente a los trastes superiores.

Adicional a esto, Harold May y su hijo perfeccionaron, de tal manera la técnica del instrumento, que lo convirtieron en una guitarra que canta, inspirada en leyendas como James Burton (Louisiana, Estados Unidos, 1939), Hank Marvin (Newcastle, Inglaterra, 1941), Eric Clapton, Jimi Hendrix, entre otros.

Un ejemplo plausible de esto puede escucharse al final de la canción We Are The Champions, en la que voz y guitarra hacen un dueto excepcional. Aunque, en su momento, los productores aconsejaron a Freddy que el sonido de la guitarra no estuviese a la par del de la voz, él insistió en este detalle, pues consideraba valioso el fraseo del instrumento de May, con su talentosa voz.

001230055.jpg

Salvo casos excepcionales, como la grabación de los videos de Crazy Little Thing Called Love, Black Chat, Play The Game y Prince Of The Universe, la Red Special acompaña a May en cada concierto, grabación o video que realiza, y se dice que sus cuerdas son rasgadas con una moneda de 5 peñiques, distintivo que la hace sonar de un modo muy particular, transmitiendo las emociones de este gran músico.

Pero no todo podía ser tan bueno y fue, de cierto modo, a causa de la legendaria guitarra, que Brian y su padre tomaron distancia en un momento de la historia, cuando May hijo tomó la crucial decisión de dejar su carrera científica y sus estudios en astrofísica, y dedicarse de lleno a la música. May padre, por su educación y postura conservadora, no pudo entender las razones expuestas por el músico y permaneció alejado del mismo, hasta que fue invitado al concierto de Queen, en el Madison Square Garden (Nueva York, 1977).

Ahí, en medio del público enloquecido por la genialidad de aquel cuarteto y presenciando el inconfundible talento de su hijo, que hacía cantar a la peculiar guitarra, comprendió que la decisión que Brian había tomado había sido la correcta.

Brian_and_Parents_MSG_1977_1411657676577.jpg

Por su parte, Brian May nunca dejó morir al científico que hay en él. Aunque su padre ya había fallecido en el año 1991, el músico siguió investigando hasta que, en el año 2008, celebró su graduación como Doctor en Astrofísica, con la tesis Radial Velocities in the Zodiacal Dust Cloud (“Las velocidades radiales en la nube de polvo zodiacal”).

LJMU-Chancellor-Emeritus-Brian-May.-Photo-by-Josh-Parry.jpg

En la actualidad, The Old Lady se mantiene imponente y, con el pasar del tiempo, se ha convertido en el amuleto a través del cual May recuerda a su padre y el modo en el que un día, como un juego, padre e hijo decidieron hacer historia.

“I guess this guitar is a part of me… Is also a link back to my dad because we worked in it together for two years in a little workshop that he made in my house
and it’s an extension of me. I can play other guitars but
there isn’t a guitar quite like this in the world […]”[3]

Si quieres conocer más sobre la Red Special, no dejes de ver este video:

Si quieres escuchar los proyectos solistas de Brian May:

  • Star Fleet Project (1983)
  • Back To The Light (1992)

Notas al pie:

[1] “Yo solo hago lo que hago y lo siento. No soy un gran técnico, solo soy una persona que, de alguna manera, aprendió a tocar lo que siente […]”

Parte del discurso de Brian May, en el lanzamiento de su libro Brian May’s Red Special. The Story of the Home-made Guitar that Rocked Queen and the World.

[2] Oliver Sacks. Musicofilia. Relatos de la música y el cerebro. Editorial Anagrama. Colección Compactos. Cuarta edición. Barcelona. 2017.

[3] “Supongo que esta guitarra es parte de mí… También es un vínculo con mi padre porque trabajamos juntos durante dos años en un pequeño taller que hizo en mi casa y es una extensión de mí. Puedo tocar otras guitarras, pero no hay una guitarra como esta en el mundo […]”

Parte del discurso de Brian May, en el lanzamiento de su libro Brian May’s Red Special. The Story of the Home-made Guitar that Rocked Queen and the World.

Un comentario en “¡Házlo tu Mismo! La historia detrás de la ‘Red Special’ de Brian May

  1. Hermosa nota Lolo, pulcra y prolijamente preparada, me encantó el tratamiento que das a la historia de May y su célebre guitarra. Aportas en la comprensión de quienes amamos la música de Queen, gracias por ello. 😍😊😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s