6 lecciones valiosas que debes recordar cuando aprendes guitarra – por TakeLessons.com


Artículo por cortesía de Ryan B. – TakeLessons.com

Realmente es un momento mágico cuando tus manos toman una guitarra por primera vez. El sentimiento de la madera al tacto, la tensión de las cuerdas, la forma en la curvatura de la madera cabe exacto en tus piernas. La sensación te llena de visiones sobre ti mismo sobre un escenario tocando ante miles de personas que idolatran cada nota que sale de ti.

El problema es que el siguiente momento no es precisamente mágico.

Intentas tocar un acorde, pero el único sonido que obtienes es un rasgueo apagado y un zumbido incesante. Tus dedos todavía poco expertos no pueden ajustarse para obtener música de ese endemoniado pedazo de madera.

Para muchos, la frustración es el punto exacto donde su experiencia al aprender guitarra comienza y termina. Pero afrontarlo con la mente puesta en el punto exacto puede marcar la diferencia y pagar el esfuerzo. Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta cuando estas empezando con la guitarra.

  1. Tus manos necesitan un poco de ejercicio.

Exactamente hay 35 músculos encargados de controlar tus dedos, y vas a necesitar de cada uno de ellos para que las cuerdas de tu guitarra suenen tal y como lo escuchas en tu cabeza. Así que, mientras practiques, especialmente al inicio, recuerda calentar y estirar, de tal forma que no te lastimes. Recuerda que al principio, luego de una larga sesión de práctica sentirás un poco de dolor en las manos y antebrazos.

  1. En ocasiones practicar es realmente aburrido

Así como cualquier otra cosa en el mundo, practicar con tu guitarra puede volverse extremadamente monótono. Luego de superar la repetición número 100 de una nueva escala o técnica de picking  puede que todavía necesites trabajar un poco más en ello. Es realmente fácil rendirse y tocar algo que sea menos complicado, pero para mejorar realmente tienes que concentrarte y dedicarle el tiempo necesario.

  1. Cuida bien de tu instrumento

Supongamos que ya has practicado todos los días y realmente estás empezando a progresar y a alcanzar tus metas, pero un día durante una sesión particularmente intensa se te rome una cuerda, o jack eléctrico… incluso el mástil. El problema es que no sabes cómo repararlo así que tu guitarra se queda en una esquina colectando polvo y tus habilidades recién adquiridas se desvanecen. Es una historia muy común, que pasa muy seguido; así que aprender un poco de mantenimiento como cambiar de cuerdas, limpiar las maderas y un poquito de electrónica básica puede ayudar mucho para prevenir que tengas espacios muy amplios sin practicar por una causa tan sencilla como tener que reemplazar una cuerda rota.

  1. La forma más rápida de aprender es practicando despacio

Todos quieren tocar su canción o frase favorita el momento exacto que toman una guitarra por primera vez. Hay dos caminos si haces esto: o fracasas inevitablemente de forma miserable hasta darte por vencido o lo aprendes de una forma equivocada, limitada y pobre. Para aprender a tocar solos como tus héroes de la guitarra necesitas dominar tus escalas, y para ello debes aprender a tocar las escalas muy despacio, a fin de perfeccionar el sonido en cada nota e incrementar la velocidad gradualmente. Este consejo aplica para cualquier cosa que estés aprendiendo a toca en la guitarra.

  1. Deja el teléfono a un lado

Soy el primero en admitir que soy adicto a mi teléfono. Si me alejo de él por unos pocos minutos empiezo a sentirme literalmente muy inquieto y curioso por mis amigos de Facebook. Pero demasiadas distracciones te mantendrán siempre lejos de tu tiempo productivo para practicar. Esto significa que puede ser necesario un afinador en lugar de una app de teléfono para que no tengas que mantener el celular en el cuarto de práctica contigo. La buena noticia es que podrás dedicar una hora a aprender guitarra sin tener que mirar videos de gatitos.

  1. Toma un descanso

Has logrado practicar tus escalas y acordes por horas sin parar, incluso haciendo a  un lado cualquier tipo de distracción, pero todavía tienes problemas para concentrarte. Esto puede significar que necesitas un pequeño descanso, ya que es necesario enfocar en el trabajo pero estresarse mucho por ello puede herir tu práctica. Cada cierto tiempo es importante tomarse un rato para jugar con la guitarra y no preocupare por lo que se está tocando, o incluso tomar una pequeña siesta o hacer alguna otra cosa para liberar la mente y las manos.

Lee aquí el artículo original en inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s